cropped-Logo_CEPYMEAragon2016.png

El paro en Aragón disminuyó en 6.000 personas en 2016, un 6,35% menos respecto al año 2015, lo que deja en 87.800 el número de desempleados en la Comunidad y una tasa de paro del 13,53% de la población activa del territorio, 5,1 puntos porcentuales por debajo de la media nacional que se sitúa en el 18,6%.

Respecto a la variación trimestral, según la Encuesta de Población Activa (EPA) publicada por el Instituto Nacional de Estadística (INE), el número de parados en el cuarto trimestre de 2016 bajó un 9,45%.

Por provincias, la mayor tasa de paro se registró en Zaragoza, con un 14%, seguido de Huesca con un 12,4% y Teruel con un 12,3%. En comparación con el resto de Comunidades Autónomas, Aragón es la quinta con menor tasa de paro por detrás de Navarra, La Rioja, País Vasco y Cantabria.

Por su parte, el número de ocupados en el cuarto trimestre aumentó un 1,12% respecto al trimestre anterior y un 2,29% respecto al mismo periodo del año 2015.

Por sectores, el sector servicios fue el que más empleo creó en el cuarto trimestre, 11.400 puestos respecto al cuarto trimestre del año anterior, seguido de la agricultura, donde se crearon 10.200 empleos nuevos respecto al año anterior. Por el contrario, el empleo descendió en la industria y la construcción en términos anuales: 7.000 empleos menos en el primero y 2.000 en el segundo.

El presidente de CEPYME Aragón, Aurelio López de Hita, ha señalado que “los datos son positivos pero no hay que bajar la guardia ya que las estadísticas pueden esconder otras realidades como la distribución de la riqueza, la falta de confianza empresarial y la precariedad laboral, pues 1 de cada 4 contratos que se firman es de menos de una semana de duración”.

Los datos interanuales en algunos sectores ponen de manifiesto la importancia del apoyo a la actividad empresarial y, más especialmente, a las PYMES y autónomos que crean 7 de cada 10 empleos generados en nuestra Comunidad. Hay que recordar que el 99,9% del tejido empresarial aragonés está formado por PYMES y autónomos de los que el 95,43% son empresas con menos de 10 trabajadores.

“Las PYMES y autónomos están inmersos en serias dificultades ya que sigue existiendo incertidumbre”, ha asegurado Aurelio López de Hita. Por ello, entre los objetivos para 2017 de CEPYME Aragón están “la revisión de la presión fiscal, la agilización de los trámites administrativos y el incremento del consumo”.

El paro en Aragón desciende en 6.000 personas en 2016
Etiquetado en:            

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies